Can demuestra amor a su dueño incluso después de que este murió.

Remberto Oruna ortiz, un obrero de construcción civil perdió la vida tras sufrir un paro cardíaco mientras caminaba por las veredas de la plaza de armas de Wichanzao, el hombre se desplomó y junto a él su mascota quién sufrió su perdida y lo acompaño en todo momento.

Los familiares del obrero llegaron hasta la plaza de armas del asentamiento humano, del distrito de La Esperanza, Teudocia Santillan señaló que su hermano sufría de cirrosis, desde hace 5 años que consumía en exceso bebidas alcohólicas, debido a problemas en su hogar.

Nata, como se llamaba la mascota del hombre de 42 años lo acompañó hasta el ultimo día de su vida, nunca lo abandono, inclusive cuando tenían que trasladar a su mejor amigo, también lo siguió en la carroza de esta funeraria a donde obligo a que la subieran. Mira la nota:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *