Científicos peruanos buscan reservas de agua dulce ante posible crisis por escasez

La investigación es para generar una adecuada gestión y uso de nuestros recursos hídricos

La investigación se desarrolla en el ámbito de las Cordilleras del Perú, principalmente en los departamentos de Arequipa y Ancash

Con la finalidad de conocer las potenciales reservas de agua dulce con las que cuenta nuestro país para el adecuado uso de los recursos hídricos, el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (INAIGEM), viene desarrollando una investigación que permita emplear el uso de la tecnología a bajo costo y obtener información necesaria para la toma de mejores decisiones y enfrentar una posible crisis por escasez de agua.

Con el uso de la tecnología y el apoyo del Concytec y el Banco Mundial, se viene evaluando la distribución espacio temporal del permafrost (capa gruesa de suelo que permanece continuamente congelado) a nivel nacional, ya que representa una reserva de agua potencialmente significativa, y cuya contribución es probable que aumente en el futuro a medida que los glaciares desaparezcan y/o se retiren hacia elevaciones superiores en respuesta al cambio climático actual.

El Perú en un contexto de cambio climático está siendo afectado por las consecuencias del retroceso glaciar, ello se evidencia más en la zona sur y centro del país que en los últimos años viene sufriendo de estrés hídrico.

Y a medida que se continúe con las tendencias climáticas actuales, este problema se intensificará, por ello la necesidad de conocer las potenciales reservas de agua dulce con las que cuenta el Perú.

Según el inventario desarrollado por el INAIGEM en el 2016, los glaciares se encuentran desapareciendo, reduciendo la disponibilidad de agua, lo cual afecta a la agricultura, ganadería, hidroeléctricas, a las poblaciones aledañas que habitan alrededor de los ríos, entre otros.

Este estudio indica que las Cordilleras glaciares del Sur (Arequipa, Cusco, Apurímac, Puno, Tacna y Moquegua) desaparecerían alrededor del año 2060 si las tendencias continúan bajo las condiciones climáticas actuales. En la Cordillera Chila, ubicada en Arequipa, hay una pérdida glaciar del 99% y cuenta con apenas 0.2 km2 de cobertura glaciar.

Por tal motivo, a través de esta investigación, se identificarán las formas y la distribución del permafrost aplicando modelos matemáticos, usando imágenes satelitales y variables climáticas, estas últimas serán tomadas por estaciones meteorológicas ensambladas y puestas en operación con tecnología de OpenSource, también el desarrollo de un prototipo de dron para la recopilación de información en campo.

Fuente: Andina

Related Posts

Add Comment

siete − 7 =