Comerciantes informales invaden las calles del Barrio Chicago, cerca al centro histórico de la ciudad de Trujillo

Cansados de la situación los vecinos se organizaron, para presentar su queja formal a la Municipalidad de Trujillo, esperan que el alcalde Daniel Marcelo tome cartas en el asunto.

Un problema que no es de ahora, pero la situación se agudiza, desde hace varios años los cachineros y chatarreros empezaron tomando las calles 2 y 3 de Gálvez, donde inclusive no pueden circular los vehículos, luego tomaron dos cuadras de la calle Ramón Castilla, invaden parte de dos cuadras de Suarez y ahora ya se colocaron en una calle de Zela , también invadieron la calle Balboa. Los vecinos se han quejado ante el municipio enviando sendos documentos, durante la gestión de Cesar Acuña y Elidio Espinoza sin embargo no obtuvieron respuesta alguna, esta vez exigen a Marcelo Jacinto solucionar dicha problemática.

Por la zona pululan elementos de mal vivir, es bien sabido que la mayoría de lo que ofrecen es de dudosa procedencia, invaden las pistas y veredas, colocan toda serie de artículos, camas sillones, estantes, roperos, etc, dificultan el tránsito vehicular y peatonal, los vecinos manifiestan que hacen todo lo posible por retirarlos del lugar pero son amenazados e insultados por esta personas inescrupulosas, también existe una mafia que le cobra a cada vendedor que se instala aparentemente ofreciéndoles seguridad, los mismos que van y tocan la puerta del vecino quejoso lo amenazan o le ofrecen dinero, al llegar noche las calles quedan hechas un muladar.

Related Posts

Add Comment

uno × 4 =