Conservacionista muere tras ser atacado por las dos leonas que crió desde cachorras en Sudáfrica

West Mathewson, un conservacionista de animales muy conocido en Sudáfrica, murió el miércoles 26 de agosto a los 69 años tras ser atacado salvajemente por sus dos leonas blancas mientras daba un paseo con los felinos, y en presencia de su esposa, que no pudo hacer nada.

“Se cree que las dos leonas atacaron al hombre durante uno de sus paseos habituales. El incidente supuestamente tuvo lugar mientras su esposa miraba impotente”, detalló el brigadier Motlafela Mojapelo a la Agencia EFE, luego de acudir al incidente situado en una reserva natural en la provincia de Limpopo (noreste).

En el momento del terrible desenlace, la esposa de Mathewson seguía a su pareja en un vehículo cuando las leonas lo embistieron; ella intentó distraer a los animales, pero no logró detenerlas.

“Se llamó a la Policía y los servicios de emergencia. A su llegada, el hombre fue encontrado con múltiples heridas. Fue declarado muerto en el escenario de los hechos”, señaló la autoridad tras agregar que se ha abierto una investigación sobre el suceso.

Por otra parte, la nuera del conservacionista, Tehri Mathewson declaró al canal News24 “que lo sucedido fue solo un accidente”, donde su suegro un “hombre extraordinario” fue la víctima mortal. Las leonas fueron trasladadas a otra reserva natural de la zona.

En 2017, una de las leonas atacó a un hombre que recogía leña en la zona y le causó heridas profundas. Dos días después murió en un hospital, pero las autoridades atribuyeron el deceso a “otras enfermedades”.

En ese entonces, West Mathewson negó que su felino atacara al poblador, porque este habría “muerto en cinco segundos”, y dijo que probablemente “quería jugar” con él.

El conservacionista era cariñosamente conocido como “Tío West” y siempre solía ufanarse que había rescatado a las leonas de la llamada “caza enlatada” (cuando los animales se cazan en un área cerrada o se crían para ser cazados) y las alojaba en un recinto de su establecimiento.

Foto: The Sun.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *