Los peligros de la automedicación en tiempos de COVID-19

Todos sabemos o hemos escuchado alguna vez, que automedicarnos es una práctica riesgosa e irresponsable. Sin embargo, más de uno hemos ido a una farmacia en busca de aquel medicamento que alguna vez nos recetaron y ayudó con el problema, que nos recomendaron o del que vimos u oímos.

“La automedicación es un riesgo debido a múltiples factores que pueden traer consecuencias negativas a corto y largo plazo en la vida de una persona. Todos los medicamentos deben ser administrados en dosis y durante una cantidad de días determinados por un especialista en la salud y no por una recomendación pasajera de algún familiar, amigo, etc.”, señala José Ávila, químico farmacéutico y especialista en Toxicología del Instituto Superior Daniel Alcides Carrión.

En tiempos de COVID-19 y aislamiento social, muchas personas optan por automedicarse si sienten algún malestar, debido a que no pueden salir de casa y visitar a su médico de confianza. Si bien esta práctica se ha dado incluso antes de la emergencia, es importante recordar los riesgos que tomamos al optar por un medicamento sin supervisión de un especialista.

Riesgos más comunes

1. Intoxicación por medicamentos

Al no seguir indicaciones de un especialista podemos caer en la toma desmesurada de un medicamento en dosis peligrosas para nuestro cuerpo. Cuando esto sucede nuestro organismo reacciona a los compuestos químicos y desarrolla síntomas que van desde erupciones en la piel (que además podrían indicar alergia al compuesto), fallas hepáticas, y en casos extremos shocks anafilácticos (la manifestación alérgica más grave que existe, de instauración rápida y que puede llegar a ser mortal).

2. Resistencia de microorganismos

Muchas personas optan por tomar antibióticos para tratar lo que ellos consideran puede ser una infección de garganta, de estómago, entre otras, sin consultarle a un médico. Puede que el antibiótico suministrado surta efecto, sin embargo, si sucede lo contrario, debido a la magnitud del problema, podemos incluso generar que se cree una resistencia por parte del microorganismo que nos está originando malestar y esto agravaría la situación.

Órganos más afectados

El órgano más afectado por la toma de medicamentos de manera desmesurada es el hígado: Este órgano vital se ve tremendamente afectado si tomamos medicamentos sin control o en dosis equivocadas pudiendo, además, empezar a fallar y desarrollar hepatitis, por ejemplo.

Asimismo, nuestros riñones se ven comprometidos con esta situación ya que ellos son los encargados de “eliminar” los fármacos del cuerpo. En casos más extremos de la ingesta de sedantes o pastillas para dormir podemos estar afectando a nuestro sistema nervioso y generando dependencia.

Medicamentos de venta libre

Si bien existe un grupo de medicamentos que están indicados para la venta libre a las personas, debemos tener en cuenta que esto no significa que podemos, o debemos tomarlos desmesuradamente. En el caso del paracetamol, medicamento que se está utilizando además para controlar algunos síntomas del COVID-19, su ingesta también debería ser supervisada si sufrimos de alguna dolencia que lleva aquejándonos por días.

El especialista del Instituto Carrión nos indica que, en estos momentos de gran incertidumbre y preocupación por la pandemia mundial, un simple resfrío nos va a preocupar de sobremanera, por lo que indica debemos de guardar la calma y optar siempre por consultar con nuestro médico mediante llamadas telefónicas o videollamadas y estar atentos al desarrollo de los síntomas.

Fuente: RPP

Related Posts

Add Comment

uno × 1 =