A cinco meses del derrame de petróleo, Serfor liberó 18 aves recuperadas y rehabilitadas

 A cinco meses del derrame de petróleo, Serfor liberó 18 aves recuperadas y rehabilitadas

Ya suman un total de 126 aves que han vuelto a la naturaleza y un total de 288 no sobrevivieron pese a atenciones.

Tras cinco meses de producido el derrame de petróleo en Ventanilla, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) liberó en una playa de Lurín, al sur de Lima, a 18 aves silvestre marinas recuperadas y rehabilitadas.

Las aves que regresaron a su hábitat fueron, siete guanay (Phalacrocorax bougainvillii), una chuita (Phalacrocorax gaimardi), tres gaviotas peruanas (Larus belcheri), tres gaviotas de Franklin (Leucophaeus pipixcan), dos piqueros peruanos (Sula variegata), dos piqueros patas azules (Sula nebouxii).

Según la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Lima del Serfor, con esta liberación suman un total de 126 aves marinas que han retornado al mar. Las aves se encuentran debidamente anilladas lo que permite registrar información de su peso, sexo, plumaje, medidas de alas y estado general de su historial clínico.

Jessica Oliden García, administradora técnica de la ATFFS Lima del SERFOR, dijo “que ha sido gratificante ver que todas las aves han alzado vuelo y se espera que puedan retomar su vida silvestre natural”.

Remarcó que las aves liberadas son típicas de la costa peruana, de la Corriente de Humboldt y muchas de ellas, como la chuita se encuentra en la lista de especies amenazadas, y gracias a un trabajo en equipo junto a especialistas del Parque de las Leyendas, donde se habilitó un espacio, han tenido un favorable proceso de recuperación.

“Las aves liberadas han pasado por un tratamiento especializado. El gran número de aves fueron rescatadas en los primeros meses y según las condiciones en las que fueron halladas se hizo un procedimiento de lavado para quitarle el petróleo, a fin de reducir la toxicidad del hidrocarburo. Luego pasaron por evaluaciones y tratamientos específicos en su dieta y nutrición”, informó Oliden García del SERFOR.

Posterior a su recuperación física pasaron por un proceso de rehabilitación de la permeabilidad del plumaje, en espacios preparados especialmente como piscinas para que no pierdan sus hábitos y comportamientos naturales, y así puedan subsistir a la liberación, explicó la especialista.

Lamentablemente, 288 aves rescatadas no lograron sobrevivir a pesar de darle todas las atenciones..

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =