Accidentes oculares son la principal causa de ceguera unilateral en niños y adultos

 Accidentes oculares son la principal causa de ceguera unilateral en niños y adultos

Los traumatismos oculares pueden ser cerrados (causados por golpe o contusión).

El Ministerio de Salud (Minsa), a través del Instituto Nacional de Oftalmología – INO “Dr. Francisco Contreras Campos”, alertó de la peligrosidad de los accidentes con compromiso del globo ocular, ya que son la primera causa de ceguera unilateral y discapacidad visual en el Perú y el mundo, comprometiendo a niños y adultos en una edad productiva.

Los traumatismos oculares pueden ser cerrados (causados por golpe o contusión) o abiertos (causados por un objeto perforante). También pueden ocasionarse por el contacto del ojo con productos químicos.

“El 55 % de los Traumas Oculares de Globo Abierto (TOGA) ocasionan que el paciente quede con una mala agudeza visual y necesite un tratamiento quirúrgico especializado que requiere de múltiples cirugías. Este diagnóstico visual es la principal causa de atención de emergencia”, informó la médica oftalmóloga Janeth Sotomayor Salas, jefa de Emergencia del INO.

La incidencia del TOGA en adultos está por encima del 40 % y en niños entre 29 a 35 %. Las causas más habituales son accidentes laborales, en casa, de tránsito, en la práctica de deporte y por agresiones físicas.

En el caso de la población pediátrica, un estudio indicó que los niños tienen más probabilidades de sufrir accidentes oculares que las niñas siendo el principal lugar de lesiones el hogar (60 %) y en exteriores (31 %). En el caso de los adultos, los hombres representan el 78.6 % de los casos atendidos.

Un traumatismo ocular abierto es una perforación ocular que, si no es tratada a tiempo, puede provocar la salida del contenido del globo ocular. Son casos muy graves que deben intervenirse de inmediato y en los que el riesgo de infección es muy alto. La mayoría de estos pacientes terminan con una pérdida de visión muy importante.

En el caso de los (TOGC) son causados por un golpe o una contusión ocular con objeto romo, los accidentes laborales ocupan el primer lugar, seguido de los accidentes domésticos.

La jefa de Emergencia del INO manifestó que también existen los traumatismos químicos oculares (causadas por sustancias químicas de uso industrial como los ácidos y otros en casa ocasionados por lejía). En ambos casos, en el lugar del accidente se debe poner agua rápidamente dentro del ojo y acudir inmediatamente al oftalmólogo para que le realicen lavado con suero fisiológico durante unos minutos para intentar eliminar el agente químico.

Es fundamental que cualquier paciente frente a un traumatismo ocular acuda de inmediato al Servicio de Emergencia para que le realice una exploración completa, desde la agudeza visual, presión ocular y el fondo de ojo con dilatación pupilar; indicó la oftalmóloga Sotomayor Salas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − uno =