Entregan restos humanos de tres víctimas del período de violencia terrorista

 Entregan restos humanos de tres víctimas del período de violencia terrorista

Se trata de los hermanos Quispe Urbano, quienes fueron ejecutados en la localidad Huayao, en Ayacucho.

La Segunda Fiscalía Penal Supraprovincial Especializada en Derechos Humanos, Interculturalidad y Delitos de Terrorismo de Ayacucho realizó la entrega digna de restos humanos y elementos asociados a los familiares de William Quispe Urbano, Aquilino Quispe Urbano y Mariano Quispe Urbano, fallecidos durante el periodo la violencia terrorista ocurrida entre los años 1980 y 2000.

La diligencia, a cargo de la Fiscal Provincial Karenn Obregón Ubaldo, se llevó a cabo en el Laboratorio de Investigaciones Forenses de Ayacucho y contó con la presencia de los representantes de la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Previamente, se realizó el armado y traslado de restos humanos a los ataúdes con la participación del personal del Equipo Forense Especializado (EFE) del Ministerio Público.

Según la investigación fiscal, la mañana del 12 de diciembre de 1984, en la comunidad de Ccescce, en el distrito de Tambo, provincia de La Mar, un grupo de ronderos del anexo de Tinyas capturaron y condujeron a los hermanos Quispe Urbano, y a Vilma Yaros Quispe, esposa de William Quispe Urbano, tras acusarlos de terroristas.

Al día siguiente, los ronderos condujeron a las víctimas hacia la localidad Huayao para entregarlos a los agentes de la Marina de Guerra del Perú, quienes tenían una base instalada en el colegio de dicho lugar.

Luego de ser torturarlos, los hermanos Quispe Urbano fueron ejecutados con armas de fuego; mientras que Yaros Quispe fue conducida y recluida en un ambiente junto a sus dos hijos –de cuatro y un año de edad– para posteriormente ser liberada.

Fue Yaros Quispe quien reconoció las prendas de su esposo y sus cuñados tras conocerse que sus cuerpos habían sido arrojados en una fosa del cementerio general de Huayao.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =